"Por un Mazatlán mas limpio para nuestros hijos"

Un grupo de ciudadanas, encabezado por Patricia Coppel de Kronemeyer, inició en el 2005 la tarea de establecer en Mazatlán Sinaloa un proyecto de separación de residuos sólidos domésticos, siendo su objetivo principal evitar que productos reciclables se conviertan en basura y así, a través de acciones basadas en educación ambiental, contribuir a disminuir el problema de la basura en nuestra ciudad, y por medio del reciclaje disminuir la contaminación ambiental, rescatando los residuos domésticos reciclables con el fin de desgastar menos los recursos naturales del planeta.

 

Grupo Separado no es Basura esta asesorado por la experta en medio ambiente, la Dra. Enriqueta Medellín Legorreta de la ciudad de Aguascalientes con proyectos probados y concretos, con quien se hace consenso constantemente para que las decisiones y acciones sean asertivas y se logre el objetivo con éxito.

 

El grupo Separado no es Basura trabaja con escuelas estableciendo proyectos reales, eficientes y eficaces de separación de residuos reciclables sobre una plataforma de sensibilización.

 

Actualmente, el proyecto es permanente en varias escuelas, que han obtenido su certificación ambiental, haciendo las adaptaciones necesarias a las condiciones de cada plantel.

 

Ante la respuesta obtenida por la comunidad educativa y la petición expresa de ciudadanos que querían participar pero no pertenecían a dicha comunidad, este grupo comprometido dio un paso más, abriendo en 2007 el Primer Centro de Acopio de Residuos Sólidos Domésticos del estado de Sinaloa.

 

Para seguir en el manejo responsable de residuos SNB inició trabajos encaminados a resolver el problema de los residuos sólidos en el centro histórico de Mazatlán, con un programa piloto en el ramo restaurantero. Este proyecto está en su primera fase.

 

Este grupo participa también en otras escuelas dando conferencias de concientización ambiental; las escuelas que llevan el programa permanente de SNB recibieron de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la certificación denominada “Cumplimiento Ambiental”.